Madryn

Arcioni le tomó juramento a Marcelo Lizurume como Escribano General de Gobierno

Además, se puso en funciones a la Escribana Adjunta de Gobierno, Fernanda Ratti Viña. En tal oportunidad se le brindo un reconocimiento a la Escribana General de Gobierno saliente, Liliana Boyero, quien se acogió a los beneficios de la jubilación. 

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, presidió este lunes en Sala de Situación de Casa de Gobierno, el acto de asunción de Marcelo Lizurume, como Escribano General de Gobierno, y de la Escribana Adjunta, Fernanda Ratti Viña.

El mandatario provincial estuvo acompañado por los ministros de Gobierno, Mariana Vega; de Economía, Oscar Antonena; de Educación, Andrés Meiszner; de Turismo, Néstor Garcia, y de Salud, Fabián Puratich; la secretaria General de Coordinación de Gabinete, Sara Genaisir; la Escribana General de Gobierno saliente, Liliana Boyero; distintos funcionarios del Poder Ejecutivo e invitados especiales.

Tras la entonación del Himno Nacional Argentino, la escribana de Gobierno del Chubut, Soledad Ibáñez González, efectuó la lectura del acta N° 82 en donde queda refrendados los decretos Nº 1297 y N° 1331 respectivamente, a través del cual se designa a ambos funcionarios en sus correspondientes cargos y seguidamente el gobernador Arcioni le tomó juramento.

En ese marco, también se le realizó un reconocimiento, con la entrega de unos presentes, a la Escribana General de Gobierno saliente, Liliana Boyero, quien se acogió a los beneficios de la jubilación.

Tras la jura, Marcelo Lizurume, señaló que “es la culminación de una carrera de 29 años que llevo en Escribanía de Gobierno, dado que la escribana, Liliana Boyero decidió jubilarse. Buscaremos continuar con la tarea que veníamos haciendo, y con la misma impronta que se venía desarrollando”.

En el mismo sentido, el funcionario explicó que “tenemos una función jurídica y de seguridad importante para el Estado provincial, que demanda muchas gestiones, que a veces son buenas donde la actividad es agradable y en otros casos que han sido difíciles y complicadas, pero que lo hemos llevado de la mejor manera”.

Finalmente, Lizurume, aprovecho la ocasión para reconocer el trabajo de Liliana Boyero, ella fue mi mentora, porque entre a este lugar sin tener conocimiento, me ayudó, me enseñó, aprendimos juntos y logramos encaminar a la Escribanía de Gobierno como un organismo técnico y funcional”.