Opinión

DESVIRTÚAN LA LUCHA DE GÉNERO

 

Según la escala de valores de todo peronista, “ primero está la Patria, después el movimiento y luego los hombres”…de las mujeres ni hablemos. Pero en el Concejo Deliberante de Puerto Madryn, esto se vio claramente puesto en práctica, ya que en un muy lamentable hecho fueron las propias concejalas justicialistas quiénes cedieron el ejercicio de un Derecho, que nos costó muchísimos años de luchas a las mujeres y más precisamente a las empleadas y funcionarias del Estado de la Provincia de Chubut, porque los grupos internos del movimiento pesan más.

Es tristísimo comprobar que una concejala que pide licencia por maternidad la semana pasada, la cual por la ley n.° 654, promulgada por el gobernador Mariano Arcioni, es de 210 días y se estableció la lactancia materna como derecho fundamental de la madre y del niño durante los dos primeros años de vida. La ley es de orden público y de aplicación obligatoria en toda la provincia y el municipio de Puerto Madryn no es la excepción. Esta semana “decide” apoyada por su grupo político, dejarla sin efecto y lo que había generado un gran movimiento en el tribunal electoral municipal para organizar su reemplazo, situación que algunos alegan no reglada pero que la ley 27.412 de Paridad de Género  nacional y sus adecuaciones en los distintos niveles, establece que debe respetarse dicha paridad en el reemplazo o suplencia de cualquiera de los miembros de los cuerpos legislativos, no deja lugar a dudas, se transforma en un escollo, ya que,  casualmente debido al forma de integración de la lista del justicialismo quien la reemplazaría no pertenece a su grupo de militancia. Entonces, aquellas que se dicen defensoras de los Derechos de las mujeres por sobre todo, se contradicen y desdicen, practican un feminismo muy flexible si a los intereses de sus grupos afectan, olvidándose de dichos Derechos para NO ceder espacios.

Es imprescindible recordar que el objetivo general, de esta ley de Licencia por Maternidad, es promover la lactancia materna en el ámbito estatal y privado, generar conciencia de sus ventajas, establecer lugares adecuados y facilitar la lactancia a madres trabajadoras. Dentro de las regulaciones principales, establece que la licencia por maternidad será de doscientos diez días corridos (210), obligatoria y remunerada para todos los agentes públicos del poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial de Chubut, entes autárquicos, descentralizados y demás organismos del estado de la provincia. Realmente considerados un gran logro para las mujeres y también un ejemplo para otros ámbitos y lugares.

La coherencia entre los dichos y  la efectivización de los mismos y más exactamente la concreción de los Derechos de Género,  producto de largas luchas que no terminan, se transforman en una virtud muy alejada en algunas mujeres, que para peor jóvenes que ocupan lugares para los que fueron elegidas por el pueblo, causando efectos muy negativos en la verdadera cruzada que llevamos las que no empezamos con el feminismo facilitado de los 2000, sino que lo venimos plasmando desde Elvira Rawson o Alicia Moreau de Justo en el siglo pasado con verdaderas batallas menos marketineras pero más duras y concretas. Cansadas del make up que hacen, de la legítima lucha feminista, algunas mujeres, esperamos que las que nos continúan reflexionen y condenando las presiones que sufridas esta concejala, de parte de otro sector del PJ, salga a la luz finalmente, el espíritu de las grandes PROMUJERERES que mostraron el camino.

Lic. Silvana Castelnovo