DOBLE CRIMEN: MÁS DETALLES DEL CASO

anuncio

[adrotate group="1"]

Para la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia los crímenes de Héctor Nehemias López y Federico Lomeña están vinculado al comercio de estupefacientes. Hubo críticas al juez federal Gustavo Lleral y un pedido para que todos los organismos trabajen en conjunto.

 La sentencia firmada por el juez de Cámara Javier Leal de Ibarra sostiene que la Justicia Federal debe investigar el doble crimen de Puerto Madryn y afirma que “el motivo de los homicidios lo constituye una deuda derivada del tráfico de estupefacientes y de la organización dedicada a esta actividad ilícita”.

En la causa se “trabó” competencia entre la Justicia Provincial y la Justicia Federal. Tanto la fiscalía como la jueza provincial Stella Eizmendi sostenían que el caso debía investigarlo el fuero federal, que es el que tiene competencia en los delitos de narcotráfico. La visión era compartida por el fiscal federal Fernando Gelvez.

Pero el juez federal Gustavo Lleral lo rechazó. Su decisión fue apelada y la Cámara Federal –el organismo superior- le dio la razón a Gelvez. “(…) concluiré que si bien, claramente el delito de homicidio es extraño a la competencia federal, el vínculo con el tráfico de estupefacientes que se advierte, impone la reunión de ambos procesos a fin de que el mismo Magistrado los instruya”, sostiene un ode los párrafos.

“Desde el inicio de la investigación por la desaparición de Nehemías López la justifica provincial en virtud de la recopilación de la prueba testimonial primordialmente trabajó sobre la hipótesis de que su ausencia se vinculaba con una deuda que mantendría con un tal “Marcelo”, sujeto oriundo de Mendoza que traía panes de marihuana que les distribuía a Federico Lomeña y al nombrado. Esta circunstancia resulta medular para ratificar la competencia de este fuero federal pues, conforme ha comunicado el Juzgado Federal 2 de Rawson en el marco de la pesquisa aún no concluida, este sujeto, Marcelo, fue detenido”, afirman los magistrados.

Otro de los puntos claves es que el Juzgado de Lleral ya estaba investigando a López y Lomeña:  “En limpio, los hechos que tuvieran como víctima a Federico Lomeña y Héctor López habrían acontecido mientras y en circunstancias en que el Juzgado Federal de Rawson Nº 2 había dispuesto la realización de tareas”.

Y critican que el juez Lleral indicara que la causa se debía dividir entre el tráfico de estupefacientes y el homicidio. “Esto encierra una evidente contradicción –afirma el fallo- puesto que pone en cabeza de un juez incompetente la pesquisa de un ilícito que le es ajeno. Pero, además de ello, pretende ese extremo sin las herramientas procesales con las que cuenta el fuero federal para la investigación de estos hechos”.

“Llegado el punto en que se encuentran la investigación provincial y el avanzado estado de la pesquisa por el tráfico de estupefacientes en el marco de la causa citada –agrega la resolución-, la escisión de los hechos ocasionaría un perjuicio irreparable para la reconstrucción histórica de los mismos, o si se quiere, el descubrimiento de la verdad”:

“Por lo expuesto, no podrá sostener que los hechos –homicidio y tráfico de estupefacientes-, con la prueba reunida, son independientes de tal modo que la instrucción por separado no perjudica el más nombre fin del proceso”.

Los camaristas, además, instan a los distintos organismos a trabajar en conjunto. “No puede solo hablarse de narcotráfico, puesto que esta trillada denominación, hoy, es insuficiente para describir los engranajes y células que conforman las organizaciones criminales que involucran maniobras no sólo de tráfico de estupefacientes sino de numerosos delitos: lavado de dinero, tráfico de armas, delitos contra las personas, etc.” “Fuerzas de seguridad, poder judicial, ministerios públicos, nacionales o provinciales, deben trabajar en conjunto, sin invadir sus competencias, para evitar que de la división devenga el fracaso”, finalizan.