Regionales

El presidente Macri garantizó la ayuda de la Nación a la población afectada por la emergencia climática

“Los vamos a seguir acompañando”

El presidente Mauricio Macri sostuvo hoy que el Gobierno nacional continuará trabajando con todos sus equipos de emergencia y con personal de las Fuerzas Armadas para asistir a las personas damnificadas por los fuertes temporales e inundaciones que azotan a gran parte del país.
“Son días difíciles para los pobladores que debido a las consecuencias del cambio climático están sufriendo estas lluvias devastadoras. Quería decirles que los vamos a seguir acompañando”, aseveró.
El Jefe de Estado dijo que esta mañana se comunicó con el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, para interiorizarse sobre las consecuencias que están provocando las lluvias en la región y garantizarle la continuidad de la ayuda brindada por la Nación.
Macri señaló que el gobernador “está muy agradecido por la labor del Ejército y del Ministerio de Desarrollo Social en la zona” y destacó que “el Comité de Crisis que armamos apenas nos pusimos a gobernar está funcionando”.
“Quiero mandarles un abrazo enorme a todos; me refiero a los tucumanos, a los mendocinos, a los pampeanos, a los chubutenses; aun viendo las imágenes es difícil mensurar lo que están viviendo”, expresó el mandatario al encabezar un acto en la sede del Banco Nación en el que anunció el lanzamiento de créditos hipotecarios.
El Gobierno nacional intensificó en las últimas horas el operativo de asistencia desplegado en Chubut, con epicentro en la ciudad de Comodoro Rivadavia, y en el sur de Tucumán, mediante el envío de equipos de trabajo y la distribución elementos de primera necesidad.
Las intensas precipitaciones que se registraron entre el día de ayer y esta madrugada agravaron la situación de la ciudad patagónica, donde varios barrios quedaron aislados por la crecida del agua y se vieron afectados los servicios básicos y el transporte público.
El Ministerio de Defensa ordenó el despliegue de otros 300 efectivos del Ejército que se sumarán a los trabajos de asistencia de los vecinos y recuperación de las zonas anegadas.
Distintas cuadrillas de las Fuerzas Armadas se encuentran en el lugar colaborando en la evacuación de personas, en tareas de remoción y drenaje de calles y en el traslado de elementos de primera necesidad para abastecer a las familias que se encuentran en situación de emergencia.
El subsecretario de Protección Civil del Ministerio de Seguridad, Daniel Russo, viajó esta mañana a la ciudad patagónica con un equipo especializado para coordinar las acciones de asistencia con las autoridades provinciales y municipales, en el marco del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil (SINAGIR).
Agentes de la Policía Federal, Prefectura y Gendarmería fueron convocados por la cartera de Seguridad para sumarse a las tareas de apoyo a la comunidad.
En ese marco, personal especializado de la Prefectura rescató a bordo de un helicóptero a un hombre que se encontraba aislado desde hacía una semana en el techo de su camioneta.
El hombre, que se encontraba en buen estado, trabajaba como encargado en una estancia cercana al río Chico, cuyo caudal creció a raíz de las intensas lluvias y provocó el anegamiento de la zona.
El procedimiento se originó a raíz de una solicitud de Defensa Civil y estuvo coordinado por el Ministerio de Seguridad de la Nación.
La zona portuaria de Caleta Córdova quedó aislada por la crecida de un canal que sumergió el paso de emergencia que el Ejército había construido tras la caída de un puente en la ruta provincial 1, que une este barrio con la zona norte de Comodoro Rivadavia.
Las autoridades locales declararon a la ciudad «zona de desastre» y advirtieron que las precipitaciones previstas por el Servicio Metereológico Nacional para las próximas horas pueden agravar la situación de la población.
El Ministerio de Desarrollo Social envió a la ciudad seis nuevos camiones con insumos y elementos de primera necesidad para atender los requerimientos de las familias que se encuentran en situación de emergencia.
Están equipados con alimentos, colchones, frazadas, sábanas, chapas, tirantes, pañales, botas de lluvia, rollos de nylon, lavandina y toallas húmedas para higiene.
En tanto, el Ministerio de Salud remitió una nueva partida de medicamentos y pastillas potabilizadoras con el fin de garantizar la atención sanitaria de la población.
La Subsecretaría de Coordinación Militar en Emergencia constituyó en el lugar una reserva de transporte y articula las tareas de abastecimiento y limpieza y despeje de calles, al tiempo que dotaciones de la Brigada Mecanizada IX realizan evacuaciones y distribución de materiales en las zonas desprotegidas.
Fueron asignados a la zona casi 200 efectivos equipados con pickups, ambulancias, unimogs, camiones cisterna, volcadores y grúas, un Ford 350 Super Duty con equipo de comunicación, un camión con hidrogrúa, un grupo electrógeno y una planta potabilizadora y ensachetadora.
El Batallón de Ingenieros Mecanizados 9 colabora, a su vez, con un camión MB 1114, una bomba de desagote, un camión MB 1114, una retrocargadora JCB, una motoniveladora y una cargadora frontal.
El Ejército brinda alojamiento y comida a las personas que debieron abandonar sus domicilios por la contingencia en el Cuartel Chacabuco.
La Fuerza Aérea puso a disposición la IX Brigada Aérea para realizar reconocimientos aéreos y el traslado de donaciones.
El PAMI se incorporó al Comité de Crisis de la región para reforzar el relevamiento y la contención de los afiliados mediante un trabajo conjunto con Defensa Civil local.
Agentes de Vialidad Nacional, dependientes del Ministerio de Transporte, realizan un trabajo permanente de saneamiento para mantener habilitadas las calles para el transporte público y el tránsito en general.
Debido a la acumulación de agua en la calzada, las rutas nacionales 3 (Comodoro Rivadavia-Caleta Oliva), 26 (Comodoro Rivadavia- Empalme con ruta nacional 40) y 40 (Río Mayo-Tecka), se mantienen cortadas para todo tipo de vehículo.
Vialidad Nacional recomienda aguardar a que mejoren las condiciones de transitabilidad para salir a la ruta.
En el sur de Tucumán, un equipo técnico de la Dirección Nacional de Respuesta del Ministerio de Seguridad organiza las tareas de asistencia junto a las autoridades provinciales.
El ministro de Defensa, Julio Martínez, y el titular del Plan Belgrano, José Cano, recorrieron esta mañana las zonas más anegadas de La Madrid, donde las fuertes y persistentes lluvias que provocaron la crecida del río Marapa dejaron a gran parte de esta localidad bajo el agua.
Más de 100 agentes del Liceo Militar General Aráoz realizan tareas de evacuación y contención de la comunidad con camiones de gran porte, un unimog, cuatro cocinas, un puesto de comando de comunicaciones y cinco botes.
El Ministerio de Seguridad sumó equipos de bomberos de la Policía Federal y de Prefectura con camionetas, lanchas, camiones de menor porte y embarcaciones sin motor.
Efectivos de Gendarmería instalaron una cocina que suministra 2.000 raciones diarias y colaboró con el traslado en helicóptero de médicos y elementos básicos para la atención de pobladores que quedaron aislados.
La cartera social despachó en los últimos días a esta zona seis camiones con alimentos e insumos para distribuir a la población afectada.
Además sumó equipos de asistentes sociales y psicólogos a los agentes del Centro de Referencia de Tucumán que continúan haciendo elevamientos de las familias que se encuentran en la vera de la ruta 157, como así también de los pobladores que regresaron a sus viviendas.
La obra social de los jubilados y pensionados envió agentes a la provincia norteña con el objetivo de reforzar el trabajo de la Unidad de Gestión Local en la atención de los afiliados afectados por las inundaciones y definir estrategias de acción en coordinación con el comité de crisis local.
El grupo está compuesto por psicólogos, rescatistas, médicos y personal de apoyo y cuenta con elementos de fisiatría (especialmente sillas de ruedas), una camioneta 4 x 4 y dos ambulancias.
A raíz de esta coordinación se desplegó un operativo de asistencia médica de urgencias y demanda espontánea y se ofreció asistencia psicológica y contención a los afiliados damnificados, a la vez que se realizaron traslados de pacientes a centros asistenciales de salud cercanos.
Los agentes entregaron también donaciones recolectadas en diferentes sedes del PAMI de Buenos Aires.
Estas tareas se centralizaron en las localidades de La Madrid, Taco Ralo y Simoca y en la comuna rural Los Gómez.
En La Pampa, efectivos del Grupo de Artillería 10 continúan brindando atención a las familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad por la crecida que afectó a varios barrios de las ciudades de Santa Rosa y Toay.
Prestan servicio en la zona más de 60 efectivos con dos pick up todo terreno, cuatro ambulancias, tres unimog, una grúa MB 1113 / 1114, dos MB 1720, tres aguateros, una bomba de desagote y un grupo electrógeno.
El Ministerio de Seguridad coordina las acciones de Gendarmería y la Policía Federal para asistir a los damnificados.
El Gobierno anunció el envío de Aportes del Tesoro Nacional por 50 millones de pesos a la capital provincial para hacer frente a la contingencia.
El Ministerio de Desarrollo Social también envió a esta provincia módulos alimentarios, agua potable, ropa, repelente, chapas, colchones, sábanas, frazadas, nylon, tirantes y membranas para hacer frente a la emergencia.
Al mismo tiempo, coordinadores del Ministerio de Trabajo de la Nación y de diferentes organismos nacionales, como el PAMI, la ANSES, el Registro Nacional de las Personas (RENAPER) y Vialidad Nacional, articulan las acciones con las autoridades locales.
Por otro lado, el subsecretario de Gestión Integral de Riesgo de Desastres del Ministerio de Seguridad, Marcelo Rozas Garay, viajó a la provincia de Salta para coordinar las tareas de asistencia debido a las intensas precipitaciones que han afectado los departamentos de Anta, Rivadavia Banda Sur, Rivadavia Banda Norte y Güemes.
También se mantienen los operativos de asistencia desde diversas áreas de la Nación en Catamarca, Santiago del Estero, La Rioja, Santa Cruz, Córdoba, Santa Fe y Jujuy, a través de un trabajo coordinado con las autoridades provinciales y municipio.