Estudiantes del Colegio de Pesca y Veteranos de Malvinas llevaron donaciones a las Plumas

anuncio

[adrotate group="1"]

Llenaron cuatro vehículos repletos con donaciones de ropa, calzado, ropa de cama, útiles escolares e insumos médicos recolectados durante la campaña “Juntos Somos Más Fuertes”.

Jóvenes integrantes del Centro de Estudiantes del Colegio Municipal de Pesca Nº 2701 “Juan Demonte” de Puerto Madryn, acompañados por la subsecretaria de Educación de la Municipalidad de Puerto Madryn, Adriana Abrany, y miembros del Centro de Veteranos de Malvinas de Puerto Madryn, visitaron la comunidad de Las Plumas el 1º de mayo. En tal oportunidad, partieron cuatro vehículos repletos con las donaciones de ropa, calzado, ropa de cama, útiles escolares e insumos médicos recolectados durante la campaña “Juntos Somos Más Fuertes”.

Las donaciones fueron dejadas en la iglesia del Pastor Endara, quien agradeció públicamente el gesto y se comprometió a trabajar con la directora de la Escuela Nº 77 de Las Plumas, Stella Maris Hernández, para detectar a aquellas familias con necesidades y hacerles llegar los elementos. Por su parte, el máximo responsable del Hospital Rural de Las Plumas, Julio Berwyn, destacó la colaboración acercada para reforzar los insumos de primeros auxilios.

En esta visita, los ex combatientes de Malvinas ofrecieron una charla en la escuela, con la participación del actual responsable del Centro de Madryn, Daniel Belmar, así como Guillermo Huircapán y Ramón Urquiza. Cabe mencionar también el relato del poblador de la localidad visitada, Isabelino Aguilera.

En relación con esto, Belmar expresó: “La experiencia de un hombre de campo como Isabelino fue muy valiosa para nosotros”. Al mismo tiempo, recordó que saber reconocer las huellas, entre otros conocimientos, les salvó la vida. “En las vivencias de la guerra se aprende solidaridad, sobre todo viendo las miserias humanas. De allí el valor de buscarse para acompañarse y llevar el valor de esta palabra a los demás», sostuvo.

En tal sentido, Huircarpán valoró la posibilidad de compartir actualmente con jóvenes, que hoy pueden realizar este tipo de actividades solidarias, pensando en sumar para el otro que tiene necesidades.

De este encuentro, impulsado a partir de la iniciativa del Centro de Estudiantes de la Escuela de Pesca, surgieron nuevos lazos entre estudiantes, escuelas y docentes que permitirán programar nuevos proyectos y visitas a futuro, siempre pensando en compartir y en el marco de la solidaridad.

Cabe destacar que otra parte de las donaciones que acercó la comunidad de Madryn aún está en el Colegio de Pesca. En los próximos días serán llevadas al merendero «Abrazando Hogares» del barrio San Miguel, donde se espera vivir otra jornada especial.