Info General

«HOLA HIJA TODO BIEN?» DECIA EL MENSAJE QUE LE LLEGÓ DE SU PAPÁ. PERO SU PADRE ESTABA MUERTO

El mensaje llegó al celular de su hija a las 6 de la mañana. Pero a las 3 ya lo habían asesinado. Se trata del crimen de Elvio Ramón “El Papi” Rubilar, cometido en Julio en el barrio Covimar. Lo mataron de un balazo en la cabeza y luego incendiaron su casa para intentar ocultar el crimen, que sospechan estuvo vinculado a diferencias de plata en la distribución de droga.

Semanas atrás, la jueza Patricia Asaro declaró la incompetencia de la Justicia Provincial para investigar el crimen de Rubilar y remitió el legajo de investigación al Juzgado Federal 2 de Rawson, ante la posible vinculación del caso con el comercio de estupefacientes en la ciudad del Golfo. Pero ahora también la Justicia Federal rechazó la competencia para investigar el homicidio. Y debe resolver una instancia superior.

En la causa hay cuatro detenidos: Orlando “Chaco” Hadzaman (foto durante una de las audiencias) y Rocio Oroño, como coautores del homicidio; mientras que Pablo Bell y Emmanuel Navarro están sindicados como encubridores.

Dentro del expediente, se cuenta con un informe llevado por la División Policial de Drogas del cual surge que la actividad habitual de este grupo era la comercialización de estupefacientes, puntualmente a la venta de clorhidrato de cocaína.

También poseen antecedentes vinculados al narcotráfico: Rubilar y Navarro estuvieron involucrados en la causa federal “Tridente del Golfo” por comercio de estupefacientes agravado. Por su parte, Hadzaman tuvo una condena en Tierra del Fuego del año 2015 a la pena de dos años y seis meses en suspenso como partícipe de delito de transporte de estupefacientes.

“Existen elementos más que suficientes para compartir la incompetencia planteada (por la Fiscalía) y remitir las actuaciones, junto al legajo de investigación, al Juzgado Federal de Rawson por entender que por materia y territorio corresponde su dilucidación en dicho fuero”, indica la resolución de la jueza Patricia Asaro al planteo realizado por el fiscal Alex Williams. Pero el planteo fue rechazado por la Justicia Federal, que declinó la competencia del caso y sostuvo que debe ser investigado por el fuero provincial. De esta forma, al “trabarse la competencia”, debe resolver una instancia superior.

El caso: «Lo puse al Papi Rubilar»

El crimen fue cometido la madrugada del pasado 1 de julio en el barrio Covimar I. Esa noche, Elbio Rubilar se reunió con su pareja y con Orlando Hadzaman y Rocio Oroño. En el domicilio estaba su hija, que se retiró junto con la pareja de Rubilar después de comer.

Hubo una discusión por montos de dinero, donde Rubilar le cuestionaba por faltante a Hadzaman. Los vecinos afirman que a las 3 de la mañana escucharon gritos, ruidos y también un disparo. A las 3.18 horas las cámaras de seguridad indican que se retiran Hadzaman y Oroño. Y se llevaban bultos. “Hadzaman atacó a Rubilar. Lo golpeó con una silla, y ante la resistencia le efectuó un disparo en el rostro. Se llevaron 1,5 millón, un reloj de oro y joyas”, afirmó el fiscal en la audiencia.

Una testigo brindó un testimonio clave: dijo que Bell fue a su casa y le contó que el día del homicidio se presentaron en su casa Hadzaman y Oroño, y que el Chaco le dijo que “lo puse al papi Rubilar”. Y reconoció que Bell acompaño a Hadzaman a incendiar la vivienda, aportando incluso el bidón con nafta. La filmación se ve a las dos personas que llegan al domicilio de Rubilar y después que se retiran empieza a salir humo.