Madryn

“LA JUSTICIA NO PUEDE ESTAR PARALIZADA, ES UN SERVICIO ESENCIAL», INDICÓ EL FISCAL BÁEZ

El fiscal jefe Daniel Báez destacó que “la justicia no puede estar paralizada, es un servicio esencial. Así lo requieren las víctimas”.
El fiscal de Puerto Madryn cruzó a gremialistas judiciales que instaban a afiliados a no concurrir a Tribunales y tampoco trabajar desde la casa, y destacó que “en el Ministerio Público hay empleados que voluntariamente están yendo a trabajar, porque entienden que el servicio de justicia es algo esencial, al contrario de lo que piensan algunos dirigentes, que parece que privilegian su salario a la gente y al derecho de justicia”.
“Viven en otra realidad. Hay empleados de salud, policías, cajeros de supermercado y playeros de estación de servicio que cumplen con sus tareas. Y es una actividad mucho más riesgosa que manipular un expediente. Con un sueldo mucho, mucho menor que un trabajador judicial”
Báez detalló que “los fiscales y funcionarios continúan atendiendo a las víctimas y prosiguen las investigaciones. En Madryn hubo dos homicidios en este mes. No se le puede decir a las familias de las víctimas que las causas no se investigan porque no hay muebles ergonómicos”, ejemplificó.
En relación a las medidas dispuestas para evitar la propagación del Coronavirus, Báez indicó que “obviamente la salud es lo primero y para ello se toman todos los recaudos y medidas de prevención necesarios, como el uso de barbijos, guantes, alcohol en gel y distanciamiento. Pero no se puede paralizar el servicio de Justicia”.
Actualmente, pese a que los Tribunales funcionan con guardias mínimas en el marco de la Feria Judicial decretada por el Superior Tribunal de Justicia, Báez recordó que la fiscalía manteniendo las actividades y, en tal sentido, destacó que la pandemia aceleró la modernización de determinadas prácticas. “El Poder Judicial actualizó muchas de sus prácticas. El expediente digital, las audiencias por videoconferencias, la recepción de denuncias por correo electrónico” y explicó que a la vez “se habilitaron sistemas donde los jueces, defensores y fiscales desde su casa pueden acceder de manera remota a su computadora del despacho y firmar escritos”
“La pandemia aceleró cambios en el mundo del trabajo. Hoy muchas actividades que antes se hacían manualmente y requerían de varias personas, con el avance tecnológico se pueden hacer de forma digital y ya no se requiere tanto personal. De todas formas, estas situaciones han demostrado que hay empleados comprometidos con su trabajo y el servicio de justicia”