¿Signos esperanzadores?’

anuncio

[adrotate group="1"]

Rumbo a fin de año

 

 

Necesitamos ser algo rebeldes y soñadores, para impedir que la crisis se haga dueña de nuestra libertad. No estamos llegando a un buen fin de año, pero hay que apuntar a que algunos signos esperanzadores brinden un camino directo al bienestar de todos los chubutenses.

Hemos tenido cambios de figuras para que nos gobiernen cada día,  algunos inesperados; y es fundamental tratar de avanzar coherentemente por estos últimos días del 2017, mente fría y dar el ejemplo de poder, de  alguna manera,  crear algún tipo de solución.

 

Los chubutenses, una vez más están ante el desafío de salir adelante y por su cuenta. Respirar profundo y precisamente buscar darse respiro para que los momentos negativos se transformen en una positiva vuelta de página y una hojeada hacia el futuro.

Sabemos bien que han vuelto los esfuerzos por llegar a cubrir la canasta familiar, ni hablar de la canasta navideña y que más de 500 mil habitantes no quieren regresar a épocas en donde “no llegar a fin de mes” era una cuestión natural, tanto como el aumento de precios constantes.

Están todas las condiciones dadas, en todas las materias del mercado, se necesitan acciones inteligentes y concretas que nos lleven a buen puerto.

Es cierto que llevamos un año de recorrido por un desirt económico que precisamente lleva a la generación de injusticias sociales que están provocando que sea la clase baja la más desfavorecida pagando las consecuencias de esta catástrofe instaurada por un pensamiento neoliberal que jamás  dio resultado cuando se lo implementó dentro de nuestra querida historia argentina.

Por eso, desde hoy; la esperanza para salir de este párate crítico debe pasar por confiar en nuestro potencial  humano, por unas políticas justas –más allá de los políticos- que no vayan en contra de las necesidades básicas de nuestra sociedad. Esperemos que se logre. Y poder decir en un próximo fin de año que contamos con paz social y eternamente con el bienestar  de miles de familias.